El peligro de una operación bikini «express»


Las dietas para perder peso rápidamente y los abundantes ejercicios pueden ser perjudiciales


El verano ha comenzado con mucha fuerza y el calor aprieta. Las piscinas y la playa se convierten en indispensables para combatir el agobio estival.


Y cuando se trata de enseñar el cuerpo entran en juego los complejos o las reticencias de cada uno para lucirlo. Sentirse bien con uno mismo es fundamental y si durante el invierno o los meses previos al verano el ejercicio físico ha brillado por su ausencia, es complicado iniciar ahora la famosa operación bikini.


Primero, porque si durante nueve meses la pereza o el nulo sacrificio deportivo han estado vigentes, el cuerpo sufriría el doble para adaptarse a una rutina de ejercicios diaria.


Segundo, porque el apretante calor veraniego no ayuda a desempeñar las tareas cardiovasculares. Es aquí donde existen mayores problemas.


La rápida deshidratación que podría sufrir una persona que realiza ejercicios deportivos sumados a la exposición a una temperatura superior a los 30 grados centígrados puede ser propicia para que se produzcan lipotimias, desmayos, deshidrataciones y, en el peor de los casos, muertes súbitas.



El organismo origina un esfuerzo extra para mantener una temperatura corporal adecuada expulsando en su mayoría agua y liberando toxinas. Forzarlo no es recomendable. Y la persona que desea obtener rápidos resultados está forzando a su organismo.

Un ejemplo es el caso de la dieta Dukan, basada en la posibilidad de ingerir únicamente 72 alimentos ricos en proteínas y 28 tipos de vegetales. La escasez de nutrientes que alberga esta dieta provoca que puedan existir importantes desequilibrios en el organismo, que no recibirá todas las propiedades necesarias.







La insuficiencia renal y el aumento de riesgo cardiovascular son dos de los daños más comunes que producen los mandamientos regidos por el doctor francés Pierre Dukan. Esta dieta es llevada a rajatabla por más de 5 millones de personas en Francia (país de procedencia) y alrededor de un millón en España.

Otras dos causas negativas frecuentes se basan en el ‘efecto rebote’ que puede desencadenar la dieta durante la segunda o tercera semana. El insomnio es el cuarto síntoma habitual entre los seguidores de la dieta.





Al cambiar los hábitos alimenticios particulares de una persona tan radicalmente el organismo puede presentar problemas ante la variación nutricional. A estos signos perjudiciales, la dieta Dukan puede sumar otros tantos como el mal aliento, la fatiga o la pérdida de ilusión por realizar las acciones durante el día. Además, una dieta sin un estudio riguroso, como lo es la dieta Dukan, puede provocar la muerte súbita cardíaca.

Ejercicio

Por tanto, es recomendable realizar ejercicio durante todo el año, sin prisas para conseguir una figura ejemplar. Los músculos lo agradecerán y será más difícil sufrir lesiones tales como las roturas fibrilares al estar siempre tonificados. Al igual, el sistema cardiovascular tenderá a funcionar de una manera cada vez más óptima.


Además, las personas que realicen ejercicio con mucha frecuencia, llegarán al verano tal y como se habían planteado anteriormente, pudiéndose permitir mayores descansos en esta etapa del año donde existen esos factores comentados que pueden jugar una mala pasada. Aún así, para no interrumpir el ejercicio durante el verano, los esfuerzos deben ser más controlados y más cortos. Preferiblemente, los ejercicios anaeróbicos en estático como los abdominales o flexiones serían los más apropiados.


Cuando se trate de correr, las mejores horas tendrían lugar durante la mañana o el anochecer siempre y cuando se eviten las horas de máximo apogeo del sol, es decir, el mediodía y la entrada de la tarde. Un deporte muy recomendable en verano es la natación ya que el cuerpo consume calorías para regular su temperatura mientras está en el agua y acompañado a eso un ejercicio de brazada a la vez que se mueven las piernas es una acción deportiva muy positiva. Para nadar correctamente, la respiración es fundamental para poder aguantar el máximo de largos posible y no acelerarse.

Finalmente, es saludable mantener una dieta rica, sobre todo, en proteínas además de frutas y verduras provocará que la predisposición al ejercicio sea mayor. Alimentos como la pasta y el arroz durante el día y lácteos y pescados por la noche completarán una dieta completa y necesaria. La dieta en verano debe cambiar para todas las personas debido al calor, procurando ingerir alimentos que se puedan tomar fríos y no sean muy pesados.




Un alimento que adelgaza, es sano y delicioso, sobre todo para refrescar en verano, es la sandía. Una ración de esta fruta tiene un alto contenido de agua (cerca del 80%) y pocas calorías (30 calorías por 100 gramos). Por tanto, realmente este fruto produce menos calorías de las que el organismo gastaría para hacer la digestión al ser un alimento sólido compuesto por agua. Además, es un alimento ideal para hipertensos.







Los melones 'cantalupo' y 'Honeydew' son similares a la sandía, también refrescantes en verano y con propiedades parecidas ya que todos ellos son de la misma familia: cucurbitáceas. Especialmente el melón, no es adecuado para personas que padezcan insuficiencia renal.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...